La Policía acudió a la vivienda del centro de Madrid alertada por las quejas de los vecinos

FOTO: JEFATURA SUPERIOR DE POLICÍA DE LA RIOJA

Noticia publicada en LA RAZÓN. Leer aquí >

Niega el allanamiento de morada, pide la absolución y reitera que los policías reclamaron hasta en 27 ocasiones a los 14 ocupantes que salieran y se identificaran.

La defensa del subinspector acusado de allanamiento de morada -como los otros cinco agentes que intervinieron en el operativo- por irrumpir en un piso del centro de Madrid en marzo de 2021 pide su absolución en un escrito el que aventura que en el interior de la vivienda de la calle Lagasca se estaba celebrando una fiesta para clientes de Oriente Medio con prostitutas de alto standing.

La Fiscalía pide la absolución de los policías implicados -al entender que el delito de allanamiento de morada no se puede cometer por imprudencia-, pero la acusación particular, que ejerce el inquilino de la vivienda, solicita para cada uno de ellos una pena de cuatro años de prisión.En ese escrito de defensa, el abogado del mando policial asegura que el piso no era una vivienda habitual, sino que se trataba de un inmueble “dedicado a la organización habitual de fiestas hasta altas horas de la madrugada” (entre tres y cinco semanales), lo que perturbaba “gravemente” el descanso de los vecinos. Además, recuerda que por las restricciones Covid ese tipo de reuniones no estaban permitidas en esas fechas. Ese fin de semana, la Policía disolvió 384 fiestas o reuniones ilegales en Madrid.

 

“Se atrincheraron en el piso”

“Es evidente que a ninguna de las intervinientes en la fiesta le hubiera gustado tener que explicar qué hacía en aquella fiesta con esas otras personas cuando se recibiera la multa”, argumenta el letrado, para quien ésa fue la verdadera razón “por la que se atrincheraron en el piso”.

La defensa del mando policial aventura que “podría estar sucediendo un delito contra la libertad e indemnidad sexuales” y se refiere expresamente a una supuesta “organización lucrativa de prostitución de alto nivel para los visitantes de Oriente Medio”, aunque precisa que para verificarlo se “requerirá el debido interrogatorio”.

El 21 de marzo del pasado año, recuerda el abogado Juan Antonio Frago, tras varias llamadas a la Policía de los vecinos, acudió a la vivienda sobre las 0:50 un operativo de seis agentes, bajo las órdenes del subinspector también acusado, que pudieron escuchar un “ensordecedor ruido desde la planta calle”.

Hasta 27 advertencias

Durante media hora -relata el letrado- los agentes intentaron que los ocupantes de la vivienda abriesen la puerta (hasta en 27 ocasiones, según explica en su escrito de defensa otro de los policías, se les instó a salir al rellano para identificarse).

Pero según la versión policial el inquilino, un ciudadano de nacionalidad británica que no estaba empadronado en la vivienda (y que posteriormente se querellaría contra los agentes) “estaba incapacitado por el alcohol o alguna otra sustancia”. Quien llevaba la voz cantante, según la Policía, era una mujer a quien el letrado identifica como bisnieta de un ex ministro de Franco y que, asegura, se burló de los agentes.

Tras advertirles de que podían incurrir en un delito de desobediencia grave y que, de persistir en su negativa, procederían a entrar en el inmueble, el subinspector ordenó “abrir la puerta”. Una maniobra que se intentó primero por el método del “resbalón”, intentando desmontar la cerradura, y que finalmente se llevó a cabo a golpes de ariete.

“No se conocían entre ellos”

Dentro, asegura la defensa del responsable del operativo, se encontraron “luces en penumbra, multitud de vasos de alcohol y gente en mayor o menor estado de embriaguez, la cama deshecha, maletas de viaje llena de ropa, etc”.

En el interior se encontraban catorce personas, cuatro de ellas de Emiratos Árabes y una de Arabia Saudita (ahora en paradero desconocido, se asegura en el escrito de defensa). La gran mayoría, según la Policía, “no se conocían entre ellos ni sabían sus nombres entre sí” y algunos estaban indocumentados. Nueve fueron detenidas (todas fueron puestas en libertad por orden judicial), pues el resto (entre éstas cuatro de las seis mujeres presentes) había intentado sin éxito salir del piso voluntariamente.

El escrito de defensa alude a “indicios muy evidentes” en la “escenografía de la casa” de que se estaba llevando a cabo una presunta fiesta con prostitutas, por la “concurrencia de jóvenes señoritas (españolas, del este, etc) con ciudadanos de Oriente Medio que aún no se ha explicado cómo entraron en España en plena pandemia y se dice ahora que están ilocalizables”. Todo ello, apunta, deberá “dilucidarse” en el juicio si finalmente los investigados se sientan en el banquillo.

Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, para proporcionar funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis.

View more
Cookies settings
Acepto
Política de Cookies
Privacy & Cookies policy
Cookie nameActive

Quienes somos

La dirección de nuestro sitio web es: https://fragoysuarez.com.

Qué datos personales recopilamos y por qué los recopilamos

Comentarios

Cuando los visitantes dejan comentarios en el sitio, recopilamos los datos que se muestran en el formulario de comentarios, y también la dirección IP del visitante y la cadena del agente de usuario del navegador para ayudar a la detección de spam.

Se puede proporcionar una cadena anónima creada a partir de su dirección de correo electrónico (también llamada hash) al servicio Gravatar para ver si la está utilizando. La política de privacidad del servicio Gravatar está disponible aquí: https://automattic.com/privacy/. Después de la aprobación de su comentario, su foto de perfil es visible para el público en el contexto de su comentario.

Medios de comunicación

Si carga imágenes en el sitio web, debe evitar cargar imágenes con datos de ubicación incrustados (GPS EXIF) incluidos. Los visitantes del sitio web pueden descargar y extraer los datos de ubicación de las imágenes del sitio web.

Formularios de contacto

Cookies

Si deja un comentario en nuestro sitio, puede optar por guardar su nombre, dirección de correo electrónico y sitio web en cookies. Estos son para su conveniencia para que no tenga que volver a completar sus datos cuando deje otro comentario. Estas cookies durarán un año.

Si visita nuestra página de inicio de sesión, configuraremos una cookie temporal para determinar si su navegador acepta cookies. Esta cookie no contiene datos personales y se descarta cuando cierra su navegador.

Cuando inicie sesión, también configuraremos varias cookies para guardar su información de inicio de sesión y sus opciones de visualización de pantalla. Las cookies de inicio de sesión duran dos días y las cookies de opciones de pantalla duran un año. Si selecciona "Recordarme", su inicio de sesión se mantendrá durante dos semanas. Si cierra sesión en su cuenta, se eliminarán las cookies de inicio de sesión.

Si edita o publica un artículo, se guardará una cookie adicional en su navegador. Esta cookie no incluye datos personales y simplemente indica el ID de publicación del artículo que acaba de editar. Caduca después de 1 día.

Contenido incrustado de otros sitios web

Los artículos de este sitio pueden incluir contenido incrustado (por ejemplo, videos, imágenes, artículos, etc.). El contenido incrustado de otros sitios web se comporta exactamente de la misma manera que si el visitante hubiera visitado el otro sitio web.

Estos sitios web pueden recopilar datos sobre usted, usar cookies, incrustar un seguimiento adicional de terceros y monitorear su interacción con ese contenido incrustado, incluido el seguimiento de su interacción con el contenido incrustado si tiene una cuenta y ha iniciado sesión en ese sitio web.

Cuánto tiempo conservamos sus datos

Si deja un comentario, el comentario y sus metadatos se conservan indefinidamente. Esto es para que podamos reconocer y aprobar cualquier comentario de seguimiento automáticamente en lugar de mantenerlos en una cola de moderación.

Para los usuarios que se registran en nuestro sitio web (si corresponde), también almacenamos la información personal que proporcionan en su perfil de usuario. Todos los usuarios pueden ver, editar o eliminar su información personal en cualquier momento (excepto que no pueden cambiar su nombre de usuario). Los administradores del sitio web también pueden ver y editar esa información.

Que derechos tienes sobre tus datos

Si tiene una cuenta en este sitio o ha dejado comentarios, puede solicitar recibir un archivo exportado de los datos personales que tenemos sobre usted, incluidos los datos que nos haya proporcionado. También puede solicitar que borremos cualquier dato personal que tengamos sobre usted. Esto no incluye ningún dato que estemos obligados a conservar con fines administrativos, legales o de seguridad.

A donde enviamos sus datos

Los comentarios de los visitantes pueden verificarse a través de un servicio de detección automática de spam.

Save settings